Monday, February 20, 2006

Mono de Vitrina



Mono embalsamado pariente cercano de King-Kong. Obsequio de un Emperador Senegales en mis viajes por africa.

No hace mucho, en una noche cerrada me visitó un escritor, al ver el mono en mi vitrina comentó al pasar que los animales de dividen en:

a] pertenecientes al Emperador, b] embalsamados, c] amaestrados, d] lechones, e] sirenas, f] fabulosos, g] perros sueltos, h] incluidos en esta clasificación, i] que se agitan como locos, j] innumerables, k] dibujados con un pincel finísimo de pelo de camello, l] etcétera, m] que acaban de romper el jarrón, n] que de lejos parecen moscas.

Luego me pidió que bajara las luces pues no las precisaba, rechazó el mate que estaba cebando y dijo que dentro de la clasificación yo era un perro suelto. En lo oscuridad intenté mirarlo, creo se reía. Por un rato mire al mono e intenté introducir en la clasificación a cada uno de mis conocidos; despues quise decirle a mi visitante que el era un animal fabuloso, pero se había dormido.

Wednesday, January 11, 2006

Mis futuras vacaciones



Todo ha cambiado. hoy día, a simple vista, cualquier puede ser astronauta. Cualquiera puede calzarse un traje y salir a recorrer el espacio. Hasta existe la posibilidad de vacacionar de esta forma, subir a un transordador y disfrutar de la amplia gama de atracciones que la realidad espacial aporta.
Yo, Wilson, confieso durante años haber soñado con esta fantasía hoy realizable. Carezco de los recursos necesarios y los contactos pertinentes, pero no de la curiosidad y las ganas de volar.

Quizá entiendan entonces porque cuando llego a mi esta maravillosa estatuilla espacial, no dudé en subirla a mi vitrina. Juro la observo todas las mañanas, mientras cuento los días que faltan para mis próximas vacaciones.

Friday, January 06, 2006

You fuck with Santa, you fuck with Wilson



Por favor deje su mensaje si conoce responsables de que Santa hoy, en mi vitrina, este de espaldas al piso y con cara de asustado.

Wednesday, January 04, 2006

78




Cuando tuve pelo me peinaba como el Gauchito 78. Sí, sí, me dejaba el pelo largo, tan largo que me tapaba las orejas. Era la moda de la epoca, ¿la recuerdan?

OJO VERDE.


"No todos los ojos son verdes", me dijo la Tia Etelvina cuando mi primer amor se fue. Lo dijo mientras sacaba de su cartera un pequeño regalo y continuaba con su lección: "Pero sí son los verdes quienes más lejos llegan y los que más lastiman con sus miradas".
Luego me obsequió el OJO VERDE EN PATINETA, el primero de mis iconos para no olvidar.
Gracias Etelvina